Sabemos que todos los alumnos son diferentes, difieren entre sí en un gran número de aspectos (inteligencia, destrezas cognitivas, estrategias de aprendizaje…) y esto influye en los procesos y resultados del aprendizaje en escuelas y aulas. Sabemos que estos procesos psicológicos intervienen en el aprendizaje de todos los seres humanos pero cada uno lo hace de forma distinta.

En educación, debemos ofrecer una enseñanza individualizada, teniendo en cuenta al alumno como individuo independiente del resto, y adaptar nuestra función educativa a las necesidades de cada alumno. Esto a veces es muy complicado, por el elevado número de alumnos por clase, la escasez de recursos, materiales… y por el trepidante ritmo del curso; pero en nuestras manos está, el satisfacer en la medida de lo posible, las necesidades de cada niño.

La individualización de la enseñanza se define como aquellos <<esfuerzos por adaptar la enseñanza las características individuales de los alumnos, aunque pocas veces se ponga en práctica, siendo la psicología de la educación su principal propulsor>>.

Los supuestos básicos sobre la naturaleza de las diferencias individuales

Hunt y Sullivan (1974) han analizado los supuestos básicos sobre la naturaleza de las diferencias individuales y su evolución, identificando tres grandes concepciones:

- Concepción estática:

Presupone que las características individuales son inherentes a las personas, además de ser consistentes y estables en el tiempo y en distintos contextos. Las expectativas del progreso de un alumno vienen determinadas únicamente por las capacidades de este, donde tiene un peso fundamental la predisposición genética y por tanto no es susceptible de mejora

- Concepción situacional o ambientalista:

Esta concepción se basa en la idea de que no todas las características individuales son fijas ni determinadas genéticamente, sino que vienen determinadas por el ambiente en el que se encuentre el alumno. Y las dificultades se atribuyen únicamente al necesario ajuste del contexto.

- Concepción interaccionista:

Esta teoría incluye ambas perspectivas: tanto las características individuales como el ambiente. Las diferencias individuales vienen determinadas por la interacción entre las características genéticas, innatas del alumno y las del contexto en el que se encuentra el mismo (educativo, familiar, social…). Ambas deben ser tenidas en cuenta por el maestro para explicar y comprender el aprendizaje escolar.

1. La educación escolar ante la diversidad de capacidades, intereses y motivaciones del alumnado

La Individualización de la enseñanza permite el mayor grado posible de ajuste entre la acción educativa e instruccional y las capacidades, intereses y motivaciones del alumnado. Pueden distinguirse, en el trasfondo de la gran variedad de propuestas para dar respuesta educativa a la diversidad, cinco planteamientos o estrategias generales:

- Estrategia selectiva: Los alumnos deben progresar en la educación escolar hasta donde sus les permitan sus aptitudes o capacidades de aprendizaje. Se procede a la exclusión del sistema educativo a aquellos alumnos que presenten ciertas limitaciones, ya que su continuación en las aulas conlleva un gasto de tiempo y un perjuicio para el resto de los alumnos. Aunque parece desaparecida esta estrategia en nuestros días, sigue estando vigente en ciertos sectores.

- Estrategia de adaptación de objetivos: Aunque también cree que no todos los alumnos tienen las mismas capacidades, pretende establecer objetivos y contenidos diferenciados en función de las capacidades individuales de cada alumno. Sigue siendo una visión estática, ya que condicionará la futura inserción y estatus económico, laboral y social. Provoca Desigualdad.

- Estrategia temporal: La diferencia en los alumnos reside en el ritmo y la rapidez de aprendizaje de los contenidos, unido a la obligatoriedad de ciertos aprendizajes que todos los alumnos deben realizar. Por tanto, todos los alumnos permanecerán en el sistema educativo vigente hasta que hayan alcanzado dichos contenidos básicos y fundamentales. Tiene una concepción ambientalista. No es tan importante el tiempo como lo que se hace y cómo se hace en ese tiempo.

- Estrategia de neutralización o compensación de diferencias individuales: Aplicado a alumnos con características personales o ambientales que limitan su aprendizaje. El objetivo es neutralizar o compensar mediante elementos educativos complementarios para conseguir los aprendizajes comunes. Es una concepción interaccionista, aunque aún posee ciertas limitaciones.

- Estrategia de adaptación de las formas y métodos de enseñanza: Pretende extender la adaptación a todos los alumnos y a todas las actividades escolares. Se basa en una enseñanza adaptativa; no es posible definir una enseñanza absoluta, sino en función de características individuales. Una enseñanza que, manteniendo la referencia de unos objetivos y aprendizajes comunes, dispone de un amplio elenco de métodos y estrategias de instrucción que utiliza de manera flexible en función de sus características individuales de los alumnos. Al igual que la anterior, esta estrategia se coloca en una posición interaccionista. Operan a nivel de diseño y planificación de los procesos educativos (macroadaptación) y el de su puesta en práctica (microadaptación). Tiene ciertas limitaciones según la psicología de la educación: centración en las propuestas de microadaptación y escasez de informaciones precisas y explicaciones satisfactorias investigadas empíricamente.

2. La microadaptación de la enseñanza y la búsqueda de interacciones entre aptitudes y tratamientos educativos.

El paradigma proceso-producto que estudia la microadaptación, tiene una serie de limitaciones: por un lado, escasas o nulas indicaciones teóricas para explicar ciertas interacciones que parecen estáticas y, por otro lado, ignoran los procesos psicológicos encubiertos de los alumnos (variabilidad de aprendizaje escolar). Dan por supuesto que la relación entre las características de los alumnos o enseñanza y su rendimiento escolar son fijas y estables. Siendo la enseñanza adaptativa en la microadaptación la que dice todo lo contrario – la relación entre las características de los alumnos y el rendimiento viene dada por la enseñanza que reciben y, asimismo, la relación entre la enseñanza y el rendimiento escolar viene dado para las características de los alumnos. Las investigaciones ATI han puesto de manifiesto la existencia de cierto número de aptitudes o características individuales que interactúan significativamente con los métodos de enseñanza – tanto cognitivas, como afectivas y congtivas. Es demasiado arriesgado generalizar y/o replicar los datos inconsistentes por la heterogeneidad, variabilidad, multicausalidad…

3. Constructivismo y atención a la diversidad

Entendemos el aprendizaje como << un proceso de construcción de significados y de atribución de sentido, con sus avances y retrocesos, con sus bloqueos y dificultades, que llevan a cabo los alumnos a propósito de los contenidos escolares>>. Son muy importantes tanto los compañeros como los profesores.

La atención a la diversidad en esta visión es la vía a través de la que la enseñanza discurre. Todos y cada uno de los alumnos siguen su propio e idiosincrásico proceso de construcción o reconstrucción del conocimiento escolar; todos y cada uno de ellos lo hacen a partir de sus conocimientos y experiencias previas, utilizando sus propias capacidades y con unos determinados intereses y motivaciones; y todos y cada uno de ellos requieren una ayuda pedagógica, en mayor o menor medida, que tenga en cuenta tanto la naturaleza de sus aportaciones individuales al aprendizaje como la singularidad de su proceso de construcción.

Pero hay que tener en cuenta que ni las características de los alumnos son fijas y estables, ni sus necesidades permanecen constantes a lo largo del proceso de construcción, por lo que difícilmente cabe entender la enseñanza adaptativa como el ajuste, establecido de una vez por todas, entre las características de los alumnos y las características de las formas de enseñanza.

La atención a la diversidad, por tanto, se define como <<una estrategia de conjunto orientada a diversificar al máximo la acción educativa e instruccional con el fin de que todos los alumnos sin excepción progresen, hasta donde les sea posible, en la realización de los aprendizajes escolares. Una estrategia que contempla las necesidades de ayuda de todos los alumnos sin excepción e incluye una amplia gama de medidas y vías para ajustar las ayudas de la enseñanza. >>

Para poner un ejemplo de cómo hay que atender a las individualidades de cada sujeto, os invito a que disfrutéis de este cuento:

Esta historia nos enseña cómo todos diferentes. Se muestra a un cuadradito que no es como los demás circulitos, y que no puede entrar en la casa grande por sus cuatro esquinas. Intenta ser como los circulitos, estirandose y encogiendose, pero él es un cuadradito, y nunca será un circulo. Entonces sus amigos se dan cuenta que no es cuadradito el que tiene que cambiar, sino la puerta. Son ellos los que se adaptan a él, no cuadradito a ellos.

About these ads